Metamorfosis de la casa que vence las sombras al “aguantapatras”.


Llanos orientales. Anzoátegui.
Foto: Entre Morrocoyes, Camaleones y Especuladores.

En los sesenta y setenta del siglo XX, los abuelos, nacidos en los noventa del siglo XIX, entre sus fabulosas historias, contaban sobre la espeluznante aparición de un ser extraterrenal, que andaba por los caminos en noches oscuras, llamado el “aguantapatras”. En su relato decían que:

−Cuando los jóvenes se aventuraban por esos caminos, el enigmático Ser se colocaba a su espalda, era tal su poder que impedía voltear la mirada… ¡Libre de aquel osado que lograra, con su ímpetu de juventud, mirarlo a la cara! Cuando por miedo, más aprisa quieras caminar, el poder fantasmal será mayor, como por ley de acción y reacción…

−¡No corras, busca la luz!…

¿La luz torrencial de la Casa Más Alta? ¿De la otra Casa, la Que Vence Las Sombras?

Esta historia, ¡de siglos pasados!, en el contexto cultural y sociopolítico de la primera década del siglo XXI, puede entenderse como la estrategia perfecta para inculcar miedo en quienes, llenos de juventud, soñamos con descubrir el universo más allá del horizonte.

De niño, cuando llegó el agua, el asfalto y sobre todo, la luz eléctrica, pensamos en un mejor vivir. ¡Ya no eran sueños, era el futuro convertido en presente!

−¡La tecnología y el progreso llegaban a Macondo!

Al poco tiempo, la luz alejó la pesca y la caza. Pescadores y cazadores se vieron en la necesidad de internarse mar y monte adentro, lejos de la civilización. Necesidades, tiempo y lejanía, los convirtieron en contrabandistas, otros en guerrilleros y juntos; en comunistas.

−¡Llegó el comunismo! Las Universidades Venezolanas vivieron su mejor y más grande momento histórico, político, social y cultural. Eran el centro de atención desde donde se defendía, con grandes ideas, la libertad, la independencia, la soberanía, la Patria.

De las esferas del poder político nacional, tutelado por intereses extranjeros, surgió el “aguantapatras”, “cortaron por lo sano, de raíz”, al movimiento estudiantil, académico, de renovación  universitaria. Se adueñaron de los recintos y establecieron la Universidad Autónoma que hoy conocemos.

−¡Así llegamos a la primera década del siglo XXI!

Durante estos últimos 12 años (1998-2010) he visto con tristeza la pobreza moral y ética a la que llegó la directriz de la universidad venezolana, sumida en una lucha por el poder y control político de la Nación más que por la formación de aquellos macondianos a los que el progreso, la ciencia y la tecnología, desarrollada en nuestras Casas del Saber, como luz torrencial que vence las sombras, nunca ha llegado.

Desde 1999 he sido testigo de cómo la FAPUV y directivas de gremios profesionales son actores políticos de primera línea en el  desconocimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela e intentos por derrocar, una y otra vez, al presidente electo democráticamente por el Pueblo. Por jóvenes, hombres y mujeres, dejados durante años a la buena de Dios. ¡Excluidos de siempre! ¡Excluidos por la universidad pública!

No contentos por la derrota en el golpe de estado de Abril 2002, nos sumamos, a la “meritocracia petrolera” del momento, (2002-2003) en un paro indefinido −hasta que se vaya el dictador−, decíamos eufóricos a través de toda la tecnología posible.

−¡Nunca antes en la historia los dueños del conocimiento, del Saber, habíamos hecho tanto daño en tan poco tiempo a este país!

Así, de derrota en derrota, las elites universitarias del siglo XX, mostramos una cara fantasmal de inmenso e inimaginable poder.

Por estos días, Septiembre 2010, el Gobierno Nacional dice que; “por motivos de seguridad y tranquilidad social las clases deben empezar a partir del 4 de Octubre”, los Rectores se lanzan al ruedo en “defensa de la academia, de las clases y del bien de los estudiantes, del progreso”. Dos semanas después; los mismos Rectores y gremios , llaman a un paro de 24, 48, 72 horas, hasta que se vaya el dictador.

−Ya no importa si hay clases o no, el bien de los estudiantes… ¡Aquí estaba el aguantapatras, la metamorfosis estaba completa!

***

Octubre 2010 … ¡Hace 9 años!

Como dice García Márquez que dijo Bolívar camino a su destierro:

¡Aquí nadie aprendió nada!

Aquí en pdf para descargar: https://drive.google.com/open?id=1UV3tZdrqZBq5Pgm8SDfxgM-BcZFhcY1x

Publicado por Nevel Marcano.

"Docente, investigador, analista sociopolítico..." Universidad de Oriente, Venezuela.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: