¡Cuando fuimos niños!

¡Nunca antes habían pescado una ballena!… Los más profundos temores de ser devorados por tan formidable monstruo estremecían nuestros jóvenes cuerpos, aturdían nuestra mente. A medio recoger los implementos emprendimos la veloz carrera. […]

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora